Como un niño pequeño

Hoy cuando por fin volvía a casa del trabajo, cuando salía del hospital a las cinco de la tarde sin haber parado ni para comer ni para satisfacer cualquier otra necesidad primaria,…..

…… sentía bullir dentro de mí un sentimiento que era una mezcla de cabreo, hartazgo, impotencia, infortunio, desesperación,….

….. vamos, lo mejor de lo mejor en cuanto a sentimientos, lo que siempre se ha descrito como estar quemado. Dos días seguidos trabajando sin parar, sin posibilidad de estar mucho rato seguido con mi niño, ni de estar en las fiestas de navidad del servicio del hospital,…..

…. he ido como bien dice la expresión recogida por Aruca “com cagalló per sequia”, como cacota por acequia, vamos. El móvil sonando en el momento menos oportuno para anunciarme una urgencia,….

…… que, ahora que caigo, este blog solo lo conocéis los amigos, así que ya tengo o siento más libertad para hablar sobre mi verdadero trabajo (sexador de ballenas jorobadas y artesano del mimbre y el macramé)😀,…..

…. bueno, para el caso. Ha habido un momento (más que un momento, ha durado como media hora, exactamente desde salir del trabajo hasta llegar a casa) en el cual me he estado imaginando….

…. que cogía mi móvil y desde mi balcón (=un cuarto piso), lo lanzaba con fuerza contra la acera (después de mirar que no pasara nadie). Y que luego cogía un martillo de esos grandote y contundente, y golpeaba con furia los restos del movil, que pasaban del estado “cacho” o “trozo” al estado “cachito” o “trocitos” o “polvo”. Y, mientras golpeaba, iba soltando por mi boca a bastantes decibelios toda una sarta de insultos, palabrotas y vulgaridades (y alguna que otra herejía/profanación),……

Y de verdad que tenía todo eso dentro de mí. Estaba muy muy cabreado. Muy harto. Muy cansado.

Pues bien, mientras llegaba a casa, conforme la veía de lejos, pensaba lo que siempre me ha dicho mi madre en casa: “lo que tengas que hacer, hazlo con buena cara”. Esto no solo para el momento en que lo haces (que he puesto buena cara), sino después.

Vamos, que no me debo poner así por el trabajo. Al fin y al cabo, hay cosas mucho peores, y días así son excepcionales.

Y, además, he pensado en mi niño. Porque que yo me cabree en el trabajo vale, pero que lleve el mal humor a casa no toca, que él no tiene la culpa, y además no quiero perder el tiempo que tenga para estar con él con un enfado tonto dentro.

Bueno, no lo he logrado del todo. Cuando he entrado en casa, el niño estaba durmiendo la siesta. Al oirme entrar se ha despertado. Me había dejado la comida preparada y sí, estaba riquísima, se nota quién la había preparado.

Yo no he podido al principio mostrarme cansado, un poco harto,…… he estado en plan víctima.

Mi niño me ha puesto las cosas en su sitio: “es lo que toca”. Y tiene razón. Y yo lo sabía.

Lo que pasa es que  para el trabajo y para muchas otras cosas en la vida yo aún soy un niño consentido. A veces pierdo el sentido de la realidad, de lo difícil que son las cosas para mucha gente. De la suerte que tengo de poder llevar bien el subión en el TAE o el EURIBOR o la referencia esa de la hipoteca que me ha llegado en la revisión de noviembre. De lo bonito que es mi trabajo casi siempre. Y de la suerte de tener a un hombre cariñoso a mi lado, que no se queja nunca, que me deja la comida preparada cuando llego tarde,……

Luego, pasado el rato, me siento un poco tonto.

Me encanta esta canción. Conste que no quiero hacer publicidad, pero no la he encontrado sin el video en ninguna parte. Me gusta el grupo, me gusta lo que evoca la canción,…. y refleja el crío que aún hay en mí.

…….. necesito madurar un poco! O eso….. o me quedo sin móvil!

6 Respuestas a “Como un niño pequeño

  1. Yo tampoco me puedo quejar pero hay dias que tocan las narices y cuando mas irritadas las tienes.
    Es dificil imaginarte de mal humor y enfadado.
    Lo de encontrarte la comida preparada es muy de agradecer.
    ¡¡¡No, el móvil nada de romperlo, con lo que me gusta oir esa voz de enamorado!!! ¡¡¡ni se te ocurra!!!
    No cambies te queremos tal y como eres y ese niño que hay en ti, te hace encantador.
    besitos.

  2. handa que nos dizes la direccion nueba, nene!!!!
    si querias de livrate de nosotras, lo tienes clarito, ombre lla!!!!

    que sepas que apartir del juebes estaremos por la terreta. pero hantes de tomarnos una birriya te daremos hun tiron de orejas, anda que no! por acernos de sufrir

    pero te ailobiamos
    vesissss

  3. pues eso quejica… que yo también te ailobiu mazo!!!! jajajajaj

  4. Huyyyyyy, ¡como te entiendo!, el viernes tuve que hacer un verdadero ejercicio de contención de mi genio, que cuando sale es como la película “Cuando ruge la marabunta”. Unas tonterías, que si falta un volante, que si preguntan por ésto, que si no han venido los de… Venga sacar fallos de gilipolleces sin ninguna importancia, vamos que estoy hasta la f… Menos mal que la semana que viene tengo vacaciones, por cierto ya he visto la fiesta que os montastéis en calalola, y yo sin enterarme. Bueno niños, a ver si nos vemos. Hablamos. Besos.

  5. Bufff quejas, trabajo, por cierto el otro día me dejaste intrigado, de donde estabas, cuando te disponías a contármelo sonó tu teléfono, con bat man al otro lado, que te reclamaba para una urgencia, pero bueno ya me contaras, pues eso quejas y trabajo, si yo te contara, te dejo en paños menores a mi lado fijo,
    un abrazo niño y descansa,

  6. Uyyy sin dudarlo… quédate sin el móvil… Bueno, veo que ya ha pasado mucho de este post, así que espero que estés más tranquilo…;-)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s