Hoy toca mirar hacia atrás….

Salgo de guardia. 24 horas metidito en el hospital han acabado, el pijama verde ha quedado en el cubo de la ropa usada, los zuecos en la taquilla, las ojeras me las llevo a casa. Ese caso difícil no se ha complicado, los que elijieron ayer para nacer ya tienen horas de vida, ……

24 horas compartidas con otras cuatro personas más. Las guardias se parecen un poco a barcos a la deriva, varios pasajeros se juntan y saben que no podrán separarse durante un tiempo, y que les toca capear el temporal lo mejor que puedan, defendiéndose de las olas (de pacientes que llegan a urgencias), de la falta de alimentos (esto literalmente, ayer no nos dió tiempo ni para cenar), de las condiciones climáticas (ayer tocaba frío polar y hoy he amanecido con un dolor de garganta que alegra la vida a mi virus catarral, antes incubado y ahora floreciente).

Trabajar en el hospital donde te has formado como residente es muy curioso. Ahora en la guardia estoy de responsable trabajando con las mismas personas que antes se ocuparon de formarme. Ha llegado el momento en que no puedo ir a preguntarle a alguien mis dudas, ahora toca tomar decisiones.

Y claro, yo he optado porque me entre un poco la risa cuando alguien me viene y me pregunta si hoy estoy “de jefe de la guardia” o si soy el “adjunto”, porque yo en realidad me sigo sintiendo como uno de mis compañeros residentes, y antes de empezar la guardia me digo a mi mismo “Que sea lo que Dios quiera”, la educación católica siempre deja su posito.

Por distintas circunstancias, hoy al salir de la guardia, sentado en el autobus (siempre que se pueda intento coger el sitio justo detrás del conductor), la mente se ha puesto a mirar hacia detrás.

Soy una persona bastante desmemoriada. No soy de esas personas que tienen recuerdos de sus primeros años de vida, no creo que recuerde de verdad casi nada antes de mis cinco o seis años.

Recuerdo las fotos que veo mías cuando era pequeño. No recuerdo qué es lo que soñaba ser cuando creciera. Quizá nunca pensé realmente en ello. De hecho, lo que sí recuerdo perfectamente es que decidí estudiar medicina el día en que había que poner las opciones cuando llegaron los resultados de la selectividad (¿Por cierto, aún existe la selectividad?).

Como digo, no soy médico vocacional. Soy médico genético, quizá, pero no vocacional. Y no vivo esa falta de vocación como un drama, no creo que para ser un buen médico haga falta esa vocación, me gusta lo que hago…… pero bueno, así surgió el que yo hoy trabaje en lo que trabajo. “¿Qué marco yo aquí?… Pues no sé, lo típico: Medicina, arquitectura, farmacia,……”. Y así ocurrió que no sea hoy arquitecto (supongo), sino médico.

Me sorprendo a mí mismo pensando hoy en aquel niño que me parece no recordar. Es curioso. He llegado hasta donde estoy hoy, si echo la vista atrás supongo que encontraré los pasos que me han traído hasta aquí. Y, de verdad lo sigo sin tristeza ni amargura, diría que es más bien sorpresa y un puntito de desorientación, ayer en la guardia me pregunté “¿Es esto a donde tenía que llegar?¿Es esto lo que será mi vida?”.

Hablando ayer en la guardia con unas amigas, una de ellas se interesaba por el blog. Me preguntaba cómo sois, por qué la gente escribe blogs, cuáles leía yo y por qué. Le explicaba que las razones para hacerlo varían mucho: unos, porque sus circunstancias emocionales o laborales se parecen a las mías. Otros, porque no se parecen nada. Otros por próximidad, otros por amistad,…. Y al darles ejemplos, me percato de lo distintos que somos. Lo distinto que es el destino para cada uno, porque yo veo nacer niños con mucha frecuencia. Es cierto eso de que, cuando nacemos, todos somos iguales. Ves mujeres que dan a luz y llegan acompañadas por sus maridos, y ves mujeres vagabundas o con pésimas condiciones sanitarias y sociales, ves niños nacer que son inmediatamente dados en adopción,…. todos esos niños son iguales al nacer. Lloran (unos más alto que otros), tienen carita de bebé, deditos de bebe, uñas pequeñitas……

A unos el destino les llevará a ser médicos. Otros exportarán cigüeñas. Algunas serán princesas de castillos, otros manejarán la distribución automovilística nacional. Los habrá aficionados a los calvin claines, las habrá aficionadas a los creadores de coches de carreras, o al taichí, a la música o  al cine o a las afotos ….. 

Al final, el autobús llega a la parada. Bajo con el ipod puesto en la plaza de la Reina, y enfilo por la calle Caballeros. Una parada para comprar los periódicos. Sigo andando, junto a las torres de Quart tuerzo a la izquierda y en unos metros alcanzo mi portal. Subo en ascensor, abro la puerta. Dejo los periódicos sobre la mesa, me quito los zapatos sin desabrocharlos y me tiro sobre el sillón. Me tapo un poco con la manta azul y cierro los ojos. A veces, el cansancio te impide dormir.

Y me quedo pensando en aquel niño que hoy es médico, y busco los pasos que me llevan hasta donde estoy, hasta este sillón y esta manta azul, ……. y me pregunto si es aquí donde debía llegar…..

huellasarena.jpg

http://www.goear.com/files/sst3/64c04f4a89988cc1bf63da2f4023b234.mp3″

15 Respuestas a “Hoy toca mirar hacia atrás….

  1. Y yo te pregunto ¿eres feliz?, si la respuesta es afirmativa, es lo importante, si la respuesta es negativa es cuando realmente nos debemos preguntar, es esto lo que quiero, mira, que curioso, la canción de mi blog se titula es caprichoso el azar.
    Jajaja, coincidimos,
    Abrazos gananciales

  2. bienesgananciales

    JUANAN y resto del mundo en general también:
    De verdad, y aunque sé que lo parece, este post no tiene ni infelicidad, ni amargura, ni tristeza de fondo. Aunque quizá lo parezca.
    Es sólo sorpresa, quizá un poco de darse cuenta de uno mismo, es un poco la sensación de haber ido caminando por un playa durante mucho tiempo y de repente parar, mirar hacia detrás, ver tus huellas en la arena y sorpenderte de estar donde estás, sin recordar exactamente qué te llevó a caminar en una dirección determinada. Es un poco de sorpresa. Es simplemente eso.

  3. 🙂
    Me tengo que ir! Luego te comento pero te quiero dejar un beso :***************

  4. Ya niño. Yo no veo tristeza, en absoluto, es cierto, que vas caminando por la vida, y muchas veces ni te explicas como llegaste al punto en el que te encuentras, pero mi pregunta, sigue siendo la misma, yo me la pregunto a diario, ¿eres feliz?
    Pues es lo que importa, que mas da ser arquitecto, ingeniero, albañil o armador, eso son circunstancias del azar que es caprichoso, me gusta mirar hacia delante, siempre adelante, el mirar atrás me supone encontrarme, con cosas del pasado, unas buenas y otras malas, y como son pasado me las guardo en esa caja que siempre va conmigo,
    En fin esto da para largo y para mucho, es tema de mesa camilla, con faldillas y café
    Abrazos

  5. Ay querido amigo… gracias a diossss que somos diferentes todos, no me imagino yo a otra monjaperdida y deslenguada como yo… ufff que horror.
    Mejor así no te parece…
    Pero si es que te fijas en el fisico de cada persona y somos diferentes, imaginate los caracteres las manias y todo lo que nos hace diferentes.
    Pero… eso si querido mio… YO DE MAYOR QUIERO SER COMO TÚ so joio. jejeje.

    Mil besillos.

  6. Pues no se… la foto d elos pasos en la playa esta preciosa, espectacular!! Espero que los pasos que vas dando por la vida sean igual de acertados, de bellos, de transmitir tranquilidad y amor a los demás… ¡y tu sabes! Ni un paso atrás!!

    Por cierto? Quien te sopló mi actualización? el italomadriloextremeño ese, no? jajaj

    Bezos.

  7. Pues para esos niños y sus madres, ha sido todo una suerte que llegaras a donde has llegado.
    Un dulce beso en la frente para que duermas tranquilo.

  8. Príncipe, me ha gustado mucho tu post de hoy; es limpio, sereno, reflexivo… me gusta cuando conversamos en estos terminos, de cualquier cosa y nos ponemos profundos…
    Tu no eres médico vocacional porque eso ya lo fueron tus antepasados, esa fuerza vocacional, esa desazón no te ha llegado a ti, a ti te ha llegado otra cosa, te ha llegado lo aprendido, el trabajo sereno, bien hecho, la eficacia que además cubres con ese humanismo que te caracteriza, a ti te ha llegado la excelencia. Es un patrimonio que llevas en tus genes, que forma parte de ti, pero precisamente por ser tan tuyo quizá no te produzca la emoción que despertó en los que te precedieron, pero yo que te observo y vivo junto a ti sí que siento esa pasión por lo que haces y que conservarás toda tu vida(espero sentir, y también sufrir, esa pasión con alegria y también con resignación cristiana, por aquello del poso de la educación católica que nos metieron en vena ; D).
    Lumbrerita! jaja
    TQ

  9. Este post me ha hecho recordar cuando cai por primera vez en tu blog y empeze a leer y segui leyendo y me ponías los pelos de punta con tus descripciones y la sensibilidad con la que contabas las cosas me emocionaba, y así me enamoré de ti y poco tiempo después te lo dije… y Recuerdos!
    Para mi bonitos recuerdos, ya tengo el nudo en la gola.

    En fin, gracias por seguir contando así las cosas.

    Para mi, es el mejor post de los que llevas escritos en este nuevo portal.
    Un beso de tu niña alegría de abril.
    MUA!

  10. Un post precioso!! Creo que es hasta normal que no recordemos las anécdotas de cuando éramos enanos, ahora sí, ya creciditos la memoria que nos queda la voy a utilizar para memorizar experiencias nuevas ¿alguna en Valencia?😀 Bsts

  11. Te echo de menos en el concurso de videofrikez de Thiago.
    No me acuerdo de quien se lo quedo al final, pero teneis otra oportunidad.
    Un beso.

  12. Ais… esa canción!🙂
    Yo de pequeña quería ser equilibrista… luego pintora…pero no, la vida me llevó por otros caminos menos artísticos🙂
    Te imagino con el pijama verde y me hace mucha gracia no se porqué. Tengo que dejar de ver series de médicos que luego me pienso que todo es como en anatomia de grey jaja
    En fin, se nota que te gusta lo que haces así que sí aquel niño escogió bien. Y aún encima traes a personitas al mundo, que más se puede pedir…
    Mil besitos

    P.D. La pregunta del año en mi casa es “¿quién es ese fran que te manda tantas postales?” jajaja

  13. Si yo hubiese sido el conductor de ese autobus te habria dado una graaaaan vuelta para que llegases mas tarde a tu destino y nos contaras mas cosillas… pero tengo piedad!! y despues de una guardia, a descansar!!

    A mi me has hecho recordar tambien cuando yo era pequeña. Siempre decia: “nunca voy a estudiar medicina” pero cai en mi propia trampa (nunca digas nunca) y acabe en esta carrera que a dia de hoy me encanta! Aunque si he de confesar, estuve a puntito de poner en la preinscripcion Arquitectura… jejeje Ay!! que de vueltas da la vida!!

    Un besito!!! muas!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s