Una situación terrible …..

Estudié en el colegio Alemán de mi ciudad. Entré en el “Kindergarten”, el jardín de infancia, cuando aún no tenía los 4 años cumplidos. Nacido en diciembre fui (hasta que repetí curso más adelante) de los más pequeños de la clase. Es uno de los pocos recuerdos que conservo de mi infancia temprana: mi primer día de colegio.

En ese colegio estudié hasta mis 17 años. Excepto dos o tres asignaturas, todo lo estudié en ese idioma: matemáticas, historia, biología, latín!!!! Mis profesores eran Frau o Fräulein, mis profesores eran Herr. Disciplinados, muy ecologistas, laícos, ….. Por diversos motivos que ahora no vienen al caso, no recuerdo el colegio como una etapa bonita, salvando muy pocas cosas de aquella época de mi vida y aún menos amigos. No volvería a vivirla, aunque me dieron una educación de categoría (que se dice mucho en Valencia eso de “de categoría”).

Una de las cosas que recuerdo más rabia me daba en el colegio era el tema de los judíos y el holocausto. Cada dos por tres este tema emergía en cualquier asignatura, sobre todo en historia, pero también en literatura, en religión o en ética, en inglés,…. ya fuera como tema de estudio en sí (historia o ética/religión), o aprovechándolo como tema de debate (debates en inglés, alemán o español,…).

Aparecía como trasfondo para estudiar o hablar a cerca de la tolerancia a las personas diferentes. O sobre la intolerancia, o sobre cómo a veces echamos la vista hacia otro lado ante la desgracia ajena. O sobre la fé ciega, ……

A base de repetirse en todas las asignaturas casi periódicamente, recuerdo el aburrimiento que me producía. “Otra vez con lo mismo…”, “otra vez hablando sobre los judíos”, …. Recuerdo que pensaba (y aún creo) que los alemanes, empezando por mis propios profesores alemanes, sentían todos un terrible complejo de culpa por lo acontecido en la II Guerra Mundial, una especie de deuda eterna hacia el pueblo judío. Y, de alguna forma, me sentía víctima de ello, tocándome a mí tragar con el dichoso tema cada dos por tres en redacciones, debates, películas, canciones, exámenes, poesía,….

Nunca, nunca llegué pensé mal de los judíos. Como si a un niño o a un joven le dieran todos los días lentejas para comer, le hablaran de lentejas sin parar, hasta que un día le saliera por la boca un “Me cago en las putas lentejas”; bueno, eso a mí no me llegó a pasar. Llegué a renegar del tema: “Paso de ese tema”. Me aparecía en la cabeza cuando algo trataba de ese tema un “Otra vez no”, básicamente por aburrimiento o hartazgo.

Superada la etapa del colegio, el tema del holocausto judío se hizo menos frecuente en mi vida. Pero, con el paso del tiempo, me dí cuenta de que este tema, el del holocausto judío en la II Guerra mundial, cuando volvió a aparecer en mi vida, cada vez que me lo cruzaba en una película o documental de la tele o en un libro (La lista de Schindler, El pianista,… etc) …. despertaba en mí (hasta hoy en día) algo muy distinto.

Hoy en día sigo sin poder ver las películas (por ejemplo) que tratan sobre ello. De hecho escribo este post mientras mi niño ve (a ratos) una peli de ese tema, y yo no quiero verla ni oirla.

Veréis, yo creo (cosa que algunos ¿locos? no hacen) en el holocausto judío; creo en que existió. Creo que debió ser algo terrible, y que probablemente muchas películas se queden cortas con el drama humano que realmente fue. Cuando veo una película y veo una situación dura: una familia que se separa, niños en trenes hacia campos de concentración, cadaveres que son puros huesos amontonados, gente enferma o desnutrida detrás de las alhambradas, las risas y los abusos de poder de los nazis,…… me siento muy impresionado. Me llega al alma.  Sé que ocurrió, y que fue aún peor.

Me puede la injusticia. Me pueden el horror, la maldad, las creencias absurdas en superioridades, … Me llegan el terror, el miedo. No entiendo al ser humano haciendo a otros tanto daño, matando a niñas, a ancianos, a gente débil. Me ataca ver como los poderosos (como por ejemplo la iglesia o los países aliados) tardaron tanto en reconocer y en criticar lo que pasaba (si es que llegaron a hacerlo).

No sé en qué momento el tema este en cuestión pasó de parecerme un aburrimiento a un horror real que hoy me toca muy adentro. Creo que ese cambió es uno de los que se produjeron cuando empecé a madurar de verdad. A darme cuenta de lo importante que es estudiar estas cosas en el colegio para que aprendamos de la realidad, el valor de la tolerancia, de conocer a los demás, a tirar mitos estúpidos por los suelos, a vernos a nosotros mismos como realmente somos, a prevenir y evitar convertirnos en lo que parece ser que podríamos convertirnos.

No entiendo los bandos. Odio las guerras. Odio los fanatismos. Odio las palabras “chivos expiatorios”.

Creo que los alemanes hacen bien en utilizar algo que les toca de tan cerca para la educación. A mí me ha servido de mucho, hasta para intentar asimilar lo que ocurrió en nuestra propia guerra civil. No puedo tolerar, me supera ampliamente esas personas (a las que llamo personas porque tengo un respeto que ellos no tienen) que aún hoy en día defienden que el holocausto judío no existió!!!

Sé que hay muchos holocaustos. Los hubo en su momento y los hay ahora. Todos igual de terribles, incluyendo la situación que viven los palestinos. Son todos terribles, no los hay menos malos. Yo reconozco que a mí me toca particularmente la fibra sensible este tema, pero lo hago extensible a los demás.

Hace poco, en la ciudad de las ciencias en Valencia, ví un cartel con la cita de un filósofo (creo) que me gustó (no la cito literalmente porque no la recuerdo, pero venía a decir algo así): “He descubierto cuál es el eslabón perdido entre el mono y el homo sapiens: somos nosotros”.

Hoy en día, abriendo el periódico, muchos humanos demuestran esta afirmación es terriblemente falsa: muchos se han quedado en la evolución en algún lugar mucho antes del mono. Ni a eso llegan.

Y ahora me voy a dormir. A ver si se me quita el mal sabor de boca del trocito de peli que he vito y oído…..

P.D.: Aún hoy, por lo mal que me dejan estas cosas, no he querido ver “La vida es bella”. ¿Qué hago? ¿Me arriesgo? ¿Me dejará hecho polvo? …..

16 Respuestas a “Una situación terrible …..

  1. A mi me pasa lo mismo, no puedo con esas peliculas, porque se que ha sido verdadero como tu dices y además todavia hay gente que se cree con derecho a decidir sobre la vida de los demás, sobre si tienen derecho a vivir.

  2. Recibida niño…
    ¡¡¡QUE ILUUUUUUUUUUUUUUU!!!

    ¿Para cuando esa paella?

    Un besito corasón

  3. uyyyyyyyyyyy, yo lloré hasta hartarme… preciosa…

    yo también la recibí, pero no la ví, tararí…, ya sabes que el cartero real es el exportador, y tiene problemas de memoria… mardito!!!, como no me la traiga mañana me subo a por ella…

    besos guapetón… recibiste mi msn?

  4. La vida es bella me encantó, me hizo reír, llorar, emocionarme. Te recomendaría, si me permites, que la vieses. Nada hay mejor contra nuestros temores que enfrentarlos, darles la cara.

    Enhorabuena por el post, que me ha parecido estupendo.

  5. si consigues que el actor principal y director (roberto benigni)no te ataque de los nervios la peli es muy recomendable, pero vas a sufrir, si eso lo tienes claro, pues adelante con ella.

    Por cierto, no se si alguna vez hemos hablado de ella, pero me vino a la memoria “caminar sobre las aguas”, pedazo película, si no la conoceis ni la habeis visto directos al videoclub y me cuentas

  6. Fran esa película es lo más, es la vida, nos hace o al menos a mi me hizo recapacitar sobre tantas cosas, yo la vi solo en mi sillón y claro que llore, pero también sonreí,

    PD. Gracias una más para mi corcho,
    Besos gananciales

  7. hola Príncipe, cada día te quiero y admiro más, por tu sensibilidad y tu inteligencia; como sabes no te puedes imaginar la curiosidad intelectual que me produce la Historia y sus grandes episodios, la película que veía a trozos (por que sé que no te hacía gracia) y para que los demás lo sepan trataba un tema muy interesante y polémico; trata de como vivió y actuó la curia vaticana el conocimiento de estos horrores, trat de alta política, de diplomacia, de conspiraciones, de la sutileza de la Iglesia cuando hace política. Sin duda la amenaza comunista les influyó notablemente y Pío XII fue un papa de talante altivo, aristocrático, quizá un monarca por enima de un líder espiritual, que vería con horror el asunto, pero con suburdinación a los intereses políticos. Es realmente elocuente cuando el conde, padre del sacerdote jesuíta denunciante, le dice a su hijo con dolor de corazón, pues se trata de un buen hombre, que existe “la vida que debería ser, la ideal” y “la que es”, y que la que se imporne es “la que es”.

    Sobre las guerras, tomé nota de los comentarios que escuché a muchos yugoslavos que llegaron a España huyendo de la guerra de los balcanes (a principios de los 90). Hablaban como de una fiebre, o un virus que acababa atacando a todos, y les convertía en monstruos. Contaban anécdotas de conocidos que de un día para otro ya no eran los mismos, como si de una película de ciencia ficción se tratase. Es realmente espeluznante saber de lo que somos capaces de hacer.

    La vida es bella es una gran película, en mi opinión imprescindible.

  8. Buenas …

    Tienes que verla, no te dejará indiferente.

    Lunazo

  9. Fran, suscribo 100% tus sensaciones. Cuando leo, escucho o veo en televisón este tipo de barbaridades me entra una angustia terrible… El caso del hijoputa este que retuvo a su hija en el sótano, el trato de los soldados estadounidenses a los prisioneros de irak, torturas del pasado… me provocan un ahogo y me hacen sentirme fatal.
    Tampoco concibo cómo la mente humana puede emplearse tan concienzudamente en inventar torturas y perrerías…
    Lo de los nazis es espantoso, horrible… y si yo fuera alemán, a pesar de que nadie puede reprochar absolutamente nada a la gente de bien alemana de la época actual, también me sentiría culpable.

    Buena reflexión…

    Un beso

  10. Te impactará, te sacará una sonrisa y te encogerá el corazón. No puedes dejar de verla.
    Pero sin odios Fran, sin odios.

  11. ¿Has leído “El niño con el pijama de rayas”? Es una novela sencilla, con otro punto de vista.

    Estuve en Bruselas y me sorprendió todo lo que allí la gente contaba y toda la necesidad que tenían de hablar con gente de otros países, agenas en cierto modo a todo lo que ocurrió allí.

  12. Pues yo la vería porque a pesar de que es muy dura, es preciosa🙂
    Gracias por la postal Fran! Eres un amor🙂
    Miles de besos

  13. “El niño del pijama de rayas”, ¿lo has leido?

  14. bueno, y ese desayuno????

  15. Sólo pude llegar a entenderlo un poco mejor cuando leí un libro. Un psiquiatra, judío. Vivió de cerca la tragedia y analizó la vivencia personal y de sus compañeros de gueto. “El hombre en busca de sentido” de Victor Frankl. Es para leerlo muy poquito a poco, pero a mi me merecio la pena. Me ha encantado el post. Un bst

  16. eres fran el médico??

    salu2!

    pdt: la historia es de lo más manipulable que hay

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s