Un viaje en coche y la puti Karmele ……

Viaje en coche a cenar con unos amigos en Gandía, cena que no nos dejaron pagar a persar de que el propio camarero dijo al servir los entrantes, haciendo una gracia pensaba él, que el que acabara el último de cenar tendría que pagar. “Maricón el último” dijo. Y claro, yo les dije a mis amigos que entonces nos iba a tocar pargar, pero ni por esas nos dejaron!

Volviendo al tema del coche, resulta que tengo el coche poseído por el poltergeist o poltergay maligno ese que os conté. Se ha vuelto maligno, y no es porque ahora solo sintonice la COPE, que no puesto que sigue erre que erre con la SER. Lo que pasa es que se empezaron a encender lucecitas de esas que indican fallo en el sistema de los frenos ABS (esta luz se encendió en concreto bajando del faro de Cullera), a veces se encendía el de la ventilación, luego el coche se calaba, luego funcionaba, ….. Posesión maligna, vamos.

El caso es que, hasta que exorcicemos al coche, mi hermana me ha dejado el suyo, que es chulísimo y permite poner CD y a Rafa que es el conductor oficial le encanta. El coche de mi hermana, aunque ya tiene unos años, debió ser muy puntero en su momento. Tiene un sistema de esos tipo TOM TOM que te indica el camino. Está integrado en el coche, no es un aparatito que se pueda quitar, y parte programarlo y desprogramarlo hay unas teclas un poco difíciles de manejar junto al freno de mano. Y tiene voz de mujer.

Iniciamos el viaje. Pusimos el CD y arrancamos. Y nada más salir, el TOM TOM del coche de mi hermana se puso a hablar.

Había puesta una ruta en el TOM TOM, y la señora no paraba de decir cada pocos segundos “gire a 50 metros a la izquierda”, “rotonda a 100 metros”, …. etc.

Ahí me puse yo a trastear con los mandos, intentando desconectar el aparato. Y mientras tanto, la tía seguía con la matraca. No fui capaz de encontrar como quitar esa voz que empezaba a ponerme nervioso, y, al final, no sé qué botones toqué que el TOM TOM empezó a hablar en inglés. Finalmente conseguí que en la pantalla pusiera un “SYSTEM SET UP ERROR, NO SE PUEDE LEER EL DVD” que me hizo sentir sudores fríos pensando que había matado al TOM TOM de mi hermana. ¡Menos mal que el apagar-encender es universal, y apagando el coche y encendiéndolo después volvió el aparatito a hablarnos en español!

Poco a poco empezábamos a desesperarnos, con la voz diciéndonos algo a cada rato, sin poder oir tranquilos una sola canción del CD. Cada vez le pillábamos más un rintintín irónico-malvado-rottenmeresco a la voz de marras, y yo empecé a pensar que el poltergeist nos había seguido al nuevo coche. Rafa propuso entonces que llamásemos “Puti”, yo no hacía más que decirle a la voz “Que te calles”, y propuse obviamente Karmele. Que te calles, Karmele.

Desesperaditos llamamos a mi hermana por teléfono, que al oir el problema lo primero que dijo fue: “Es pesadíiiiiiiisima. No se calla, no hay forma de que se calle.” Y nos reveló el secreto para callar a Karmele, la única forma de recuperar la tranquilidad: teníamos que seguir las órdenes de Karmele, hasta un destino marcado. Solo entonces se callaría la tía!

Yo ya había marcado el destino a Gandía. Y tuvimos que tragarnos a Karmele, todo el viajecito, gira para acá, a tantos metros gira para allá, incorpórate a la autopista por aquí, rotonda en lontananza, todos al abordaje,. …… 

Encima, como el TOM TOM integrado del coche de mi hermana es antiguo y no ha sido actualizado, resulta que no conoce la mitad de las carreteras ni los cambios de dirección de las calles. Con lo cual, además de no callarse, de vez en cuando nos daba órdenes suicidas, que nos habrían llevado a meternos contradirección o a salirnos a la huerta.

En fin, reconozco que a ratos nos reímos bastante de la plasta parlanchina puti suicida de Karmele, que habita el TOM TOM del coche de mi hermana. Tengo que presentarle yo a Karmele al poltergay de mi coche!

Decir que no fue hasta que volvimos de la cena a Valencia que Karmele se calló. Y que en este viaje recordé como me apuntaba mentalmente las canciones que le gustaban a Rafa cuando empezamos a salir para luego ponerlas en el blog. Aquí va esta:

P.D: Para colmo, cuando paramos a repostar en una gasolinera el surtidor nos ofreció un robótico “Ha seleccionado usted super 95”, y al entrar en el portal de mis amigos al cerrar el portal sonó un “Puerta se abre” y un “Piso cuatro” al salir del ascensor, todos robotines.  Hay voces robóticas pesadas por todas partes!!!

4 Respuestas a “Un viaje en coche y la puti Karmele ……

  1. jiassssssss, y mira que son desagradables las vocecitas por diosssssssss, que se te mete el soniquete y tela, çcuando te llame pondre una de esas voces jajajajjajaj
    Baci

  2. ¿Y subiendo el volumen del cd?
    Un besito para cada uno.

  3. El de nuestro coche es un HOMBRE el que habla se llama Pepe y nos pone…….buscamos por si tenia la opción con pluma pero natis….este es macho macho.

  4. Ya se sabe que los frenos ABS abs frenan y abs no

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s